11/1/08

Alta mar

2 comentarios:

firmante dijo...

Había una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron.
El rey observó todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.
La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que ésta reflejaba la paz perfecta.
En la segunda tan solo aparecía un barco y el mar; ni si quiera se divisaban personas.

¿Cual crees que fue la pintura ganadora?

El Rey escogió la segunda. ¿Sabes porqué?

Porque el lago permanece en quietud, nada lo acecha.
El barco, pese a las tormentas, la marea y el viento permanece en pie, tranquilo, en Paz perfecta.

El Rey explicó “ paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o dolor, paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas, permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón; como el barco que abanza en el alta mar contra viento y marea”

Este es el verdadero significado de la paz.


Una pintura preciosa. :-)


Buenos días...



y por si no volvemos a vernos: buenos días, buenas tardes y buenas noches ;-)


~Full Moon~

Paco Navarro dijo...

Me gusta la historia que cuentas de ese rey sabio, y cómo la cuentas. Que le venga como un guante a la pintura, es para mí un gran honor.
Muchas gracias, luna llena.
"Si no volvemos a vernos", dices. ¿Nos hemos visto antes?